IV Domingo de Adviento. Ciclo A

Ora 30′. Oraciones disponibles aquí.
16 diciembre, 2019
Nochebuena y Navidad, Dios-con-nosotros
23 diciembre, 2019

Sueño de San José. Georges de la Tour

Mt 1,18-24.

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto.
Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que habla dicho el Señor por el Profeta: «Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa “Dios-con-nosotros”.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

 

Entre los testigos de Adviento,  que dan testimonio de la luz y nos acompañan en Navidad, está José, un hombre justo que sueña y ama, no habla y actúa. Antes de irse a vivir juntos, María se encontró embarazada. Absoluta sorpresa de la criatura que llega a concebir lo inconcebible, su propio Creador. Algo que sin embargo desgarra el corazón de José y entra en crisis: no queriendo acusarla públicamente, pensó en repudiarla en secreto.  José, está enamorado de María, no tiene paz, sigue pensando en ella, soñando con ella de noche…  José hizo lo que el ángel le había dicho, eligió el amor por María.  Y de esta manera es un profeta que anticipa y prepara las elecciones que Jesús tomará cuando viole la ley del sábado para sanar el dolor del hombre. 

¿Cómo te sentirías si estuvieras atrapado en los planes de Dios?   Y por cierto, lo estás!

Lee, medita, ora, contempla.