San Benito. Fiesta

“Mira si esta herencia te llega…”
20 marzo, 2020
IV Domingo de Cuaresma. Ciclo A
21 marzo, 2020

 

 

 

 A la entrada del pequeño monasterio pegado a la Roca del Sacro Speco, en Subiaco, se puede leer este texto:

Si buscas la luz, Benito,

¿por qué eliges una cueva?

Celebramos hoy la fiesta del tránsito de San Benito, su paso a la vida que no tiene fin. San Benito, acostumbrado a la luz y a la oscuridad, al susurro tenue y al silencio, se entrega a Dios sostenido por sus hermanos manos. En la Luz, vió la luz.  

Liturgia de la Palabra:  Fil 4, 4-9  Sal 132  Jn 17, 20-26.

Raimond Panikkar dijo que todos llevamos un monje dentro. Mejor dicho, un arquetipo monástico. En unos se manifiesta con más fuerza y en otros con menos. Sabemos por antropología, por filosofía y psicología, que el hombre es “relacionalidad”; pero también es “interioridad”. En la misma medida que el hombre necesita relacionarse con los demás, también necesita estar solo. Necesita silencio y soledad. Es un elemento constitutivo, que necesitamos todos, para ser seres humanos. Y, sobre todo, cabales.

En este tiempo tan difícil, por el coronavirus, desde esta cueva, nos unimos a tantas personas que hoy están enfermas, que pasan con inquietud por la enfermedad, o están aisladas, al personal sanitario, a tantas personas que trabajan socialmente por el bien común, que nos sostienen y ayudan.  A las familias, incluso con niños, que están en sus casas pequeñas, acatando las medidas de prevención. A todas una invitación, cuida el monje que llevas dentro. Cuida tu confianza. ¡Ven!. ¡Nuestra caravana es la de la esperanza!”

Hoy, nuestra plegaria será intensa, por muchos.