Santa María, Madre de Dios. Año nuevo, Jornada de oración por la Paz.

Ora 30′. Oraciones disponibles aquí
28 diciembre, 2020
Domingo II Navidad. B
2 enero, 2021

Claudio Pastro

Lc 2,16-21.

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacia Belén y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño.
Todos los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, conservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.
Y se volvieron los pastores dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción.

 

Guardo las palabras de San Bernardo aludiendo a este acontecimiento de Navidad y las fiestas que le siguen: “Ha aparecido la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor al hombre. Gracias sean dadas a Dios, que ha hecho abundar en nosotros el consuelo en medio de esta peregrinación. Lo que se trata ahora no es de la promesa de la paz, sino de su envío; no de la dilatación de su entrega, sino de su realidad; no de su anuncio profético sino de su presencia. Es como si Dios hubiera vaciado sobre la tierra un saco lleno de su misericordia; un saco pequeño, pero lleno”. En el punto donde estés, guarda como María todo lo que acontece, también en ti. Déjate abrazar por esta misericordia, por la bendición, y recibe las semillas, para ser hermanos. Verás que te inunda la alegría del Evangelio.
Lee, medita, ora, contempla