Siguiendo el camino

3 de Febrero. San Blas
2 febrero, 2019
V Domingo del Tiempo Ordinario. Ciclo C
9 febrero, 2019

 

Con la vivencia en el corazón de la Jornada mundial de la Juventud, en la que el Papa invitaba a los jóvenes a abrir la ventana, mirar al horizonte… Al final, dijo el Papa Francisco, “les propuse a los jóvenes el ejemplo de María que con su fiat –hágase– ha sido la persona que más ha influido en el mundo, y los invité a vivir el Evangelio en el hoy, porque los jóvenes son el hoy de la Iglesia y del mundo”.
El Señor sigue “enseñando el sendero de la vida”, como nos dice el salmo, nos sigue marcando  el camino, por dónde y cómo hay que seguir caminando. Y cuando escuchas eso, es cuando algunas cosas quedan en un plano muy abajo y otras son las importantes de verdad. Y una de ellas es que pase lo que pase, hay  que seguir    caminando y confiando en ese Señor que nunca abandona.

   Te comparto que el día 10 celebramos la fiesta de Santa Escolástica.
El día 11 la llegada de San Pelayo niño mártir a nuestro Monasterio que lleva su nombre.Estos dos santos se han encontrado para siempre con Jesús, camino, verdad y vida. 
Dos figuras de la Iglesia:  que en su tiempo también pronunciaron su fiat. Iniciaron una Historia de “bendición”. Siguieron a Jesús y  encendieron una Luz que sigue ardiendo. Son como un faro o una brújula que nos señalan o indican el camino.

                Santa Escolástica   

Los hermanos gemelos a menudo comparten los mismos intereses e ideas con igual intensidad. Por lo tanto, no es de extrañar que Escolástica y su hermano,  Benito, establecieran comunidades religiosas a unas pocas millas una de la otra.

Nacidos en 480 de padres adinerados, Escolástica y Benito se criaron juntos hasta que salió del centro de Italia a Roma para continuar sus estudios.

Poco se sabe de los primeros años de Escolástica. Ella fundó una comunidad religiosa para mujeres cerca de Monte Casino

Los dos hermanos se visitaban una vez al año en una casa de campo porque Benito, siguiendo al Regla, no permitía hacerlo  dentro del monasterio. Pasaron estos tiempos dialogando asuntos espirituales.

Según los Diálogos de San Gregorio Magno, el hermano y la hermana pasaron su último día juntos en oración y conversación. Escolástica sintió que su muerte estaba cerca y le rogó a Benito que se quedara con ella hasta el día siguiente.

Él rechazó su petición porque no quería pasar una noche fuera del monasterio, rompiendo así su propia Regla.  Escolástica le pidió a Dios que dejara quedarse a su hermano y se desató una tormenta severa, lo que impidió que Benito y sus monjes regresaran a la abadía.

Benito clamó: “Dios te perdone, hermana. ¿Qué has hecho? “Escolástica respondió:” Te pedí un favor y te negaste. Se lo pedí a Dios y él me lo concedió.

Los dos hermanos siguieron hasta la mañana siguiente , en conversación. Tres días después, Benito oraba en su monasterio y vio que el alma de su hermana se elevaba hacia el cielo en forma de paloma blanca. Benit0  anunció la muerte de su hermana a los monjes y luego la enterró en la tumba que él había preparado para sí mismo.

 *           *            *

                             San Pelayo                                                              

    Se cumplen 1025 años de la llegada de las reliquias del martir San Pelayo  a nuestro Monasterio de Oviedo

994+11 de febrero +2019  Toda esa trayectoria de historia, la ha vivido la Comunidad de Monjas que lo acogió. Generación tras generación lo sigue cuidando, custodiando, hasta hoy. Sus reliquias reposan bajo el altar de la Iglesia del Monasterio.

La historia de San Pelayo es nuestra y es de Dios. Es una llamada a encarnar los valores del Reino por los cuales murió hace más de mil años. Testigo fiel del AMOR

Si quieres venir a compartir la oración la puerta está abierta… pincha en el enlace.

 San Pelayo