LA FE, ES UNA LUZ.

DIOS TIENE CORAZÓN
6 junio, 2024

Julia-STANKOVA

Mc 3, 20-35

… Se refería a los que decían que tenía dentro un espíritu inmundo.
Llegan su madre y sus hermanos y, desde fuera, lo mandaron llamar. La gente que tenía sentada alrededor le dice: «Mira, tu madre y tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan».
Él les pregunta: «Quiénes son mi madre y mis hermanos?».
Y mirando a los que estaban sentados alrededor, dice:
«Estos son mi madre y mis hermanos. El que haga la voluntad de Dios, ese es mi hermano y mi hermana y mi madre».

 

Sólo con fe, puedes acercarte a Jesús y ver su acción. Este Evangelio, nos hace descubrir la importancia de nuestra mirada. Y nos invita a estar con Cristo Jesús, dador de todo bien. Nos invita a cuidar la vida interior.
A escuchar su voz. En la biblia, tenemos testigos de esta fe, hombres y mujeres, que se acercaron a Jesús, con una fe tal, que dejaban actuar a Dios.
Pide esta fe, que te ayude a vivir según el querer de tu hacedor. Que te renueva interiormente, que te une a los sentimientos de Jesús. Sólo con fe, puedes acercarte a Jesús y ver su acción.
Lee, medita, ora, contempla.